Una breve historia del Análisis del Cabello

Una breve historia del Análisis del Cabello

El primer caso de hallazgo de arsénico en el cabello humano encontrado en un cuerpo que fue exhumado 11 años después de morir, fue publicado por Hoppe en Praktisches Handbuch der Gerichtlichen Medizzin (1858).

Ese fue el comienzo de una historia en la que el análisis del cabello a veces se glorificaba, a veces se condenaba, a veces se aceptaba y ocasionalmente se rechazaba.

Sorprendentemente, esto no ha cambiado 156 años después, ¡sin importar cuán poco saludables nos estamos volviendo!

El análisis del cabello se ha utilizado más extensamente durante los últimos 60 años para estudiar minerales del suelo, de la nutrición de las plantas, la nutrición animal y la nutrición humana. Los investigadores utilizan esta tecnología para obtener una mejor comprensión de cómo los macroelementos y especialmente los minerales traza en el suelo o su falta  afectan la salud de las plantas, los animales y los humanos.

Un excelente libro, Trace Elements in Human and Animal Nutrition. Cuarta edición. Eric J. Underwood, 1977, Academic Press, Inc. ISBN: 978-0-12- 709065-8) proporciona una gran  información de cómo el análisis del cabello resultó ser una herramienta indispensable para el descubrimiento de numerosos oligoelementos (microelementos) para la salud del suelo, las plantas, los animales y los seres humanos.

Por supuesto, los análisis de sangre y orina también fueron y siguen siendo ampliamente utilizadas.

Sin embargo, como en muchas áreas de la ciencia, los avances tecnológicos evolucionaron la utilidad del análisis del cabello.

Sir Alan Walsh (19 de diciembre de 1916 – 3 de agosto de 1998) fue un físico británico-australiano, creador y desarrollador de un método de análisis químico llamado Espectroscopia de Absorción Atómica, que se ha reconocido como el avance más significativo en el análisis químico del siglo XX.  Walsh afirmó que este avance se produjo cuando el mismo «logró dejar de ser estúpido el tiempo suficiente para ver algo que debería haber sido obvio desde el principio».

La absorción atómica proporcionó un método rápido, fácil, preciso y altamente sensible para determinar las concentraciones de más de sesenta y cinco elementos, haciendo obsoletos los métodos tradicionales de la química húmeda. (1)

El método ha encontrado una aplicación importante en todo el mundo y en áreas tan diversas como la medicina, la agricultura, la exploración minera, la metalurgia, el análisis de alimentos, la bioquímica, la industria del vino y el control ambiental.

La ciencia del suelo tiene importancia internacional. Somos afortunados de haber tenido científicos tan escrupulosos a lo largo de la historia y el mundo. Esto también fue cierto a principios y mediados de los años 1900 cuando la tecnología propulsaba a la ciencia a mundos invisibles como los nutrientes en el suelo y sus efectos sobre la salud de las plantas, los animales y los humanos.

(Conocimiento del suelo y el nacimiento y desarrollo de la ciencia del suelo. Eric C. Brevik, Alfred E. Hartemink.)

“En este artículo, resumimos sucintamente 11 milenios de interacciones del suelo humano centrándonos en la primera agricultura sedentaria y las tradiciones del suelo en las culturas egipcia, griega, romana y de otras partes del mundo. Esto es seguido por los cambios producidos en el renacimiento y el nacimiento y desarrollo de la ciencia del suelo”.

Actualmente, el análisis del cabello o, más formalmente, el Análisis Mineral del Tejido del Cabello (HTMA) es utilizado en todo el mundo por varias instituciones, agencias, profesionales de la salud, universidades, pacientes y profesionales en Medicina Alópata y Alternativa.

Como se puede notar en este historial breve, el análisis del cabello no es nuevo y es un método comprobado de investigación y evaluación de elementos nutricionales y tóxicos.